Estrategia empresarial y cagadas habituales

Toda la vida había concebido la palabra ‘estrategia’ como algo malo, nefasto quizás. Hasta que me convertí en empresaria. Ahora me doy cuenta que tener estrategia es lo que diferencia los amateurs de los profesionales, la diferencia entre tentar a la suerte o tener claro el paso a paso.

Of course, no todo se puede tener controlado -además si es así se pierde esa chispita de la improvisación- pero tener un pensamiento consciente y un mapa para aplicar deliberadamente, funciona. Como siempre digo, el marketing y las ventas no son humo, sino que son una ciencia con resultados. (Clica y tuitéalo)

Para poder trazar este mapa del que tanto hablo en mi libro Working Happy, hay tres preguntas claves que debes formularte:

  • ¿Dónde estás ahora?
  • ¿Dónde quieres estar?
  • ¿Cómo vas a llegar hasta allí?

Sin estas respuestas, difícilmente tu negocio tenga éxito. Y el error puede ser relativamente pequeño si eres una empresa de nueva creación, pero si eres una empresa con algunos años de andadura, el ostión puede ser brutal.

Y lo he visto con mis propios ojos. Empresas aparentemente consolidadas que han muerto de éxito por falta de un plan, de una estrategia.

Acércate. ¿Quieres saber los errores más habituales, por los que fracasan más las empresas?

Errores habituales en nuevas empresas:

  • Por falta de experiencia empresarial. Si no quieres cometer el mismo error, rodéate de asesores, de mentores… que dominen el tema. Porque no podemos saber de todo.
  • Por un mal liderazgo. Tu carácter puede ser la clave de todo. El desarrollo personal es básico para el éxito de una empresa.
  • Por una mala gestión económica-monetaria: capital inicial, inventario, activos, rotación de capital, márgenes de beneficios…
  • Por falta de difusión (¡que viva el marketing!).
  • Por un crecimiento inesperado/descontrolado. Asegúrate, por ejemplo, de tener una base sólida de clientes y un buen flujo de caja. No confundas éxito con la rapidez con la que puedes ampliar tu negocio.
  • Por falta de previsión: juega con los proveedores, intenta cobrar de los clientes antes de pagar a los proveedores. Esto afecta directamente a la tesorería.

Esto en el caso de empresas jóvenes. ¿Pero qué errores comenten las empresas consolidadas que las llevan al fracaso?

  • Subcapitalización: falta de money.
  • Expansión excesiva: quien mucho abarca poco aprieta.
  • Un mercado en retroceso: con una buena estrategia que incluya monitorización, esto se puede prever.

En todos los casos, el motivo de tener que cerrar la persiana tiene que ver con la falta de estrategia. (Clica y tuitéalo)
¿Y tú, cómo llevamos la estrategia?

infography_articleFINAL

compra-workinghappy

Txell Costa® Group y Marketing for Happy Minds SL reinvierten cada año un porcentaje de los beneficios para crear contenidos gratuitos y, así, democratizar nuestros conocimientos de marketing y negocios para toda la sociedad. Gracias por apostar por nosotros y ayudarnos a hacerlo posible.
© 2020 Txell Costa®. Miembros de Asociación Española de Mentoring y Consultoría (AMCES). Aviso legal | Términos y condiciones de contratación | Política de cookies | Política de privacidad
Website desarrollado por