info@txellcosta.com
+34 972 487 313
+34 684 362 732

La mentalidad del superhéroe cotidiano

No hace falta comer espinacas como Popeye ni escalar paredes como Spiderman:
para tener más ventas o alcanzar el éxito, el secreto es estar bien con nosotros mismos.

Escribo este artículo un domingo por la mañana, soleado, ante un buen green smooth (esos batidos de fruta y verdura que están de moda últimamente).

Relajada, saboreando cada letra que escribo... Incluso parece que esté más guapa que un día cualquiera y no hace falta que me ponga rímel. Un lujo.

¿Por qué será que los domingos son más chulos que los miércoles?

¿Por qué esta sensación de “paz” no la mantenemos durante la semana?

¿Por qué en la mañana de los lunes nos acordamos de todos los Santos?

¿Por qué los fines de semana y las vacaciones se hacen cortos, y en cambio, las semanas son eternas?

Entonces, ¿por qué no tenemos una vida laboral que vaya acorde con el estilo de vida que queremos? trabajamos muchas horas, en un sitio cerrado, haciendo tareas rutinarias y poco creativas, nos sentimos mal pagados… Hablando claro: porque el ritmo que llevamos en el trabajo es antinatural y no concuerda con lo que sería nuestra vida ideal.

Y ahora seguramente me dirás: “¡Ya, como si fuera tan fácil cambiarlo!” Podemos echarle la culpa a la crisis, al jefe, a la mala suerte, a la infancia que hemos tenido…

En realidad, son excusas, miedos, creencias que nos limitan a la hora de conseguir la vida que queremos. Siempre estarán. Siempre tendremos aquella voz interior molestando o algún familiar que te dirá: “¡No te quejes, que podrías estar peor!” ¿Por qué nos tenemos que conformar? Yo no te digo que debas vivir como un marajá, pero tenemos que poder levantarnos cada día motivados y felices por la vida que tenemos.

Es el momento de superar obstáculos y de encontrar soluciones. Porque de vida solo hay una y tenemos que hacérnosla a medida. Asumamos las cosas que no podemos cambiar –así evitaremos darnos de cabeza una y otra vez contra la misma pared- y cambiemos todo aquello que no nos llene. Cada decisión nos acerca a la vida que queremos y nos hace más fuertes y valientes: ¡superhéroes de la vida cotidiana! Y no tengas miedo de equivocarte. Al contrario, yo te diría: “Equivócate hoy mismo, así mañana podrás hacer las cosas bien”. (Clica y tuitéalo)

La situación no da un giro por sí sola. Se trata de tener el control, hacer cambios empezando por uno mismo, y salir de la famosa zona de confort, donde parece que todos tenemos un asiento VIP reservado nada más nacer.

Como especialista en comunicación y márqueting a veces veo que para tener éxito, captar más clientes o conseguir más ventas, primero debemos estar muy fuertes nosotros mismos para poder hacer negocios: tenemos que estar bien por dentro para poder trabajar hacia fuera al máximo rendimiento. (Clica y tuitéalo)

No hay vidas perfectas. De hecho, la vida es como un barco que a veces encuentra mala mar, pero tenemos que intentar mantener el mástil siempre vertical, tenemos que poder estar serenos ante todo peligro. Y por eso es necesario estar fuertes y equilibrados. Cada día es una nueva prueba. Porque, no es tan importante lo que nos traiga la vida, sino como reaccionamos.

¿Y cómo lo hacemos para encontrar este equilibrio, para conseguir ser superhéroes caseros?

Estos son los 20 ingredientes. Todos gratis.

1. Cree en ti: esta es la clave. Tienes que estar bien contigo mismo para crear, trabajar, dar lo mejor de ti en las relaciones personales. Que no te falte nunca una buena dosis de autoestima y valentía para luchar contra tus miedos y dudas. Mi voto, ya te lo has ganado.

12. Conocerte. “El amor empieza por uno mismo", "al final, solo nos tenemos a nosotros mismos”… ¿Te suenan estas frases? Todas hacen referencia a la importancia de auto conocerse y cuidarse, porque primero tenemos que estar bien nosotros para poder dar. Además, conocernos bien nos permite resaltar nuestros puntos fuertes de cara a las relaciones y a los negocios y trabajar nuestras fortalezas y necesidades.

3. Aprende a estar solo. Como persona, tú solo, ya lo tienes todo, ya eres completo. Lo fabuloso es poder escoger personas con quien compartir, pero sin perder estos instantes con uno mismo para estar en silencio, con la mente calmada. Es una manera de cargar pilas para ser más productivo y creativos después. Además, estos instantes nos permiten rencontrarnos con nuestra esencia, vocación, deseos… Eso que de verdad esperas de la vida, lejos de influencias y de juicios externos.

4. Escoge una profesión que te apasione, que se te dé bien y que genere dinero. Uy, uy, he dejado ir mucha información de golpe. Vamos por pasos. Necesitamos un trabajo que nos apasione para despertarnos cada día y reinventarnos cuando sea necesario. Se nos tiene que dar bien porque si esta profesión no está alineada con nuestros puntos fuertes tendremos que dedicarle mucho esfuerzo y aún así continuaremos siendo mediocres. Y no se trata de hacernos ricos –eso solo lo consiguen los futbolistas y los políticos corruptos, ejem ejem–, pero es importante que tu trabajo sea útil para la sociedad o que se le pueda dar valor a aquello que hagas para poder ganarte la vida.

2

5. Rodéate de gente que sume: te dará soporte cuando los necesites, serán una fuente de contactos y nuevas oportunidades. Huye de las personas negativas, de aquellas que sólo se quejan y no actúan, de los que no apoyan tus proyectos y sueños. ¿Qué te aportan?

6. Sé agradecido. Por el hecho de estar leyendo esta revista, de saber leer, de tener este instante... ya eres un afortunado. ¿Por qué no valoramos y damos las gracias por todo lo que tenemos? ¡Pedimos y nos quejamos constantemente sin parar! Ya sabes lo que dicen: “La vida lo devuelve todo”. ¡Da las gracias!

7. Vive la vida con positivismo. Todos tenemos días malos y tenemos derecho a decirlo cuando las cosas no van bien, pero sin dejarnos caer en una espiral de negatividad sin fin. ¡La gente positiva, decidida… enamora y se come el mundo! Y piensa que cuesta el mismo esfuerzo ver el vaso medio lleno que medio vacío.

8. La vida es un aprendizaje constante. Vívela con los ojos bien abiertos y absorbe conocimientos de todas las experiencias y personas.

.uyjg
9. Los problemas son oportunidades. ¿No te ha pasado que un problema se repite una y otra vez? Seguramente es que tienes que aprender alguna lección.

10. Fragmenta los objetivos y los problemas en pequeñas metas. Evitarás desmotivarte porque verás el progreso, y no te estancarás en un gran hecho, porque irás dando los pasos para llegar hasta ellas. También te será más fácil calendarizar cada una de las acciones a realizar. ¡Ah! ¡Y date premios cada vez que superes una de estas pequeñas metas! (Clica y tuitéalo)

11. Planificar nos ayuda a ganar tiempo y a tener claro donde queremos llegar. Un estudio de la Universidad de Yale, demostró que en una aula sólo el 3% de los estudiantes tenía claro cuales objetivos tenía en la vida. Años más tarde, se demostró que este 3% fue el que consiguió antes el éxito. Una cifra que demuestra la importancia de tener claro nuestro objetivo y visualizarlo.

4

12. Establece rutinas y sistemas para ser más productivo. Agrupa las tareas repetitivas y hazlas de una sola vez para no perder tanto tiempo (por ejemplo, mira el correo electrónico sólo dos veces al día).

13. Evita el multitasking: hacer muchas cosas a la vez no te garantiza ser más productivo pero, en cambio, sí que equivale a más tensión. Haz una cosa y después otra, dedicando siempre, toda tu atención (e intención). Verás que de repente, descubres pequeños detalles que hasta ahora se te habían pasado por alto, como si vivieras de puntillas. (Clica y tuitéalo)

5

14. Ten voluntad y disciplina. La vida es una carrera de fondo, así que es necesario ser perseverante y constante. Marcarte una rutina te puede ayudar.

15. Prioriza la acción antes que la perfección. ¡La perfección no existe! Pero en cambio, es importante que tomes el control. Ahora mismo. No lo dejes para mañana porque el día de hoy no se repetirá.

16. Lleva una vida sana para poder rendir bien. El superhéroe cotidiano se cuida: come bien, descansa, hace deporte... Todas estas cosas no son una pérdida de tiempo, sino una inversión muy importante para que estés al 100%.

6

17. Encuentra el equilibrio entre las horas de trabajo y las horas de ocio. Es importante dedicarnos tiempo de calidad a nosotros mismos y a nuestra gente. Es la manera para regeneramos y desconectar. Una idea: ¿qué te parece si apagas el móvil cuando llegues a casa? Así podrás dedicarte completamente a tus hijos o a tu pareja, sin las distracciones constantes de mensajes del Whatsapp que van llegando. (Clica y tuitéalo)

18. Aprende a decir “no”. Debemos poder ser sinceros y decir “no” cuando un compromiso no nos apetezca o no nos aporte, sin sentirnos culpables; ¡ya tenemos bastantes obligaciones en la vida! Las prioridades las marcas tú, teniendo en cuenta que tu energía de superhéroe cotidiano es limitada.

19. Pide ayuda cuando lo necesites. Somos superhéroes caseros, no superhéroes de cómic. Por eso es normal que a veces necesitemos una ayuda, un consejo... Pide y da. Puedes aplicar lo mismo en el ámbito profesional: delega aquellas tareas que otra persona pueda hacer en menos tiempo que tú, o esas que si las asumes tú mismo pueden representar mucho más gasto. En este caso, deberás aprender a confiar y a saber que no puedes saberlo ni controlarlo e-x-a-c-t-a-m-e-n-t-e todo.

20. Cuando las cosas te superen, busca tu oasis. Para algunos, su oasis será meditar, hacer yoga, salir a correr... Para otros, hacer una cerveza con los amigos. No importa. Busca tu refugio para serenarte y tomar  perspectiva para seguir siendo un superhéroe.

7

Recuerda: tú y sólo tú, marcas cómo vives la vida y el futuro. Cambia la mente, y cambiará el mundo.

Con la mentalidad del superhéroe cotidiano cualquier cosa (realista, no de cómic) que nos propongamos estará a nuestro alcance.

 

compra-workinghappy

Txell Costa® Group y Marketing for Happy Minds SL reinvierten cada año un porcentaje de los beneficios para crear contenidos gratuitos y, así, democratizar nuestros conocimientos de marketing y negocios para toda la sociedad. Gracias por apostar por nosotros y ayudarnos a hacerlo posible.
© 2020 Txell Costa®. Miembros de Asociación Española de Mentoring y Consultoría (AMCES). Aviso legal | Términos y condiciones de contratación | Política de cookies | Política de privacidad
Website desarrollado por