No te amargues en el curro

Gran parte de nuestro trabajo tiene de trasfondo un factor social y psicológico importante. La gente viene pidiendo una página web, o una consultoría sobre cómo establecer precios, y detrás descubrimos inseguridades, malas relaciones con el equipo que se traducen en indefinición en el negocio y muchísimos otros problemas.

La viva imagen de lo que decía Henry Ford, el fundador de la marca de coches:

"Si le hubiera preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido".

Aquí te resumo algunas de las situaciones más habituales que hacen, que en este sentido, las empresas quiebren y las personas acaben mal, muy mal. 

- No dramatices ni exageres. A veces nos ahogamos en un vaso de agua y nos preocupamos sin necesidad. Trabaja para cambiar lo que se pueda y, lo que no… a otra cosa mariposa. No se trata de pasotismo, sino de mirar las cosas con perspectiva para ser más realistas, midiendo las consecuencias reales. La combinación del éxito está en desear y actuar, no en preocuparse ni quejarse (clica y tuitéalo)

- No te exijas tanto ni te pongas tantas obligaciones o acabarás quemado. Haz poco y que esté súper bien escogido estratégicamente para que sea efectivo. ¡No tienes que estar ocupado porque sí! Además, en la mayoría de ocasiones, muchas de las necesidades nos las imponemos nosotros mismos y esto genera ansiedad por conseguir unas expectativas inalcanzables.

"Ten presente que la tragedia de la vida no se encuentra en no alcanzar tu meta, sino en no tener una meta que alcanzar. No es una calamidad morir sin realizar los sueños, pero sí lo es no soñar. No es una desgracia no alcanzar las estrellas, es una desgracia no tener estrellas que alcanzar" -Benjamin E. Mays, ministro, educador, académico, activista social

 

- No entres en debates tontos, no tienes que defenderte siempre. Focaliza la energía en construir.

- No tengas miedo. Ni a la soledad, ni al ridículo…

- Te equivocas si piensas que todo debe ser perfecto en la vida y en el trabajo: la gente, el entorno, tú mismo… Perfección no equivale a felicidad (y te lo dice una persona con endometriosis, una enfermedad crónica). El ser flexibles y adaptarnos sí nos ayuda a ser felices.  (clica y tuitéalo).

- Aporta calma a tu alrededor. Influir en este sentido está muy bien.

- Sé más tolerante. Todo el mundo está librando su propia batalla.

- Sé positivo. No en plan ‘pensamiento buenista-positivo-tontorrón’, si no con argumentos. La negatividad es como un cáncer que se programa.

infografia-quemarte-en-el-trabajo-burnout

PD: Para no amargarte y cargar pilas te espero el próximo 1 de octubre a las 19:00h a la presentación de mi libro "Working Happy" en La Casa del Llibre (Pg. Gràcia , 62 - Barcelona) con la participación de Andrea de Masterchef.

Archivos

Txell Costa® Group y Marketing for Happy Minds SL reinvierten cada año un porcentaje de los beneficios para crear contenidos gratuitos y, así, democratizar nuestros conocimientos de marketing y negocios para toda la sociedad. Gracias por apostar por nosotros y ayudarnos a hacerlo posible.
© 2020 Txell Costa®. Miembros de Asociación Española de Mentoring y Consultoría (AMCES). Aviso legal | Términos y condiciones de contratación | Política de cookies | Política de privacidad
Website desarrollado por