Logo Txell Costa Group
Categoría:
Ir al blog
Categoría:
Ir al blog

¿Como desconectar cuando tenemos una empresa familiar?

El podcast de Txell Costa
El podcast de Txell Costa
¿Como desconectar cuando tenemos una empresa familiar?
/

Llegamos casi a la recta final de este podcast y hoy quiero hablarte de algo muy habitual en las empresas familiares, que es la mezcla que hacemos en la mesa de todo. Mezcla que puede ser una bomba.

Imagínate el día de Navidad y tu cuñado que saca ese tema peliagudo de la empresa entre canelón y canelón. Aquí es evidente que no hemos marcado unos límites claros, límites que tienen que empezar por nosotros mismos. Tenemos, como te comentaba en anteriores episodios, una agenda bien delimitada de cuando estamos en el rol de papá, hija, lo que sea y cuando estamos en el rol de empresarios, la agenda tiene que estar delimitada.

 

Y yo te comparto mi experiencia. Yo tengo una agenda donde incluso está marcado mi tiempo de ocio. Es un tiempo innegociable en el que yo no quiero mezclar trabajo y familia. Yo quiero tiempo de presencia para mi familia, exclusivo para ellos. Y en esta agenda tienen acceso tanto mi familia como las personas de mi equipo que gestionan tal agenda. A veces los límites y evitar estas situaciones pasa por tener claridad primero con nosotros mismos y detectar cuando estamos en el rol o en otro.

Otro ejemplo personal mío. Me dedico a asesorar a empresas en mi entorno. Evidentemente pareja, familia también emprenden. Han visto que a mi me funciona y ellos se han animado, lo han sentido y han empezado a hacerlo también. Para mí sería muy fácil estar 24 horas en el rol de mentora empresarial y darles consejos continuamente. Pero yo soy hija, yo soy pareja y mezclarlo no es ni sexy ni sano.

Entonces, cuando tenemos que hablar de trabajo lo agendamos en la agenda y así yo me permito ser lo máximo objetiva posible y con los números en la mano de decir si vamos bien, si vamos mal, si no. Te recomiendo empezar por ahí, detectar tú mismo, tú misma, en qué rol está situado en este momento, blindar la agenda y no estar haciendo de empresario 24/7 porque no es sano.

Más peligros de esto, más evidencias de que esto no funciona lo suficientemente, tu equipo quizás no te está ayudando a hacer de parachoques. A mí, mi assistant que me ha llevado mucho tiempo formarle en esto, me permite marcar límites cuando yo misma no los veo y decir "aquí te estás excediendo, trabajando de más, o a esta hora tienes que terminar Txell o aquí a esta oferta que nos han hecho, he dicho que no porque no está en los objetivos empresariales de este año".

Entonces, cuando tú ya has revisado y has hecho este trabajo interno de decir vale, detecto en qué rol estoy actuando o cuando has coordinado una agenda acorde con esto, puede ayudarte tu entorno de trabajo también a marcar estos límites.

Y finalmente un último tip, si teletrabajas, es mi caso, pero no de ahora con el bicho, sino de siempre. Yo llevo 15 años teletrabajando. Físicamente, tengo un espacio propio de oficina en mi casa y es que ya se me ve en la cara. Cuando pongo determinada cara, determinada música, determinado, lo que sea. Ellos saben que estoy trabajando y es que este tiempo de calidad igual que yo se lo otorgo a ellos, este tiempo de calidad, ellos también lo tienen como sagrado, saben que es mi tiempo y lo respetan completamente.

Hay muchas maneras de marcar este límite de manera física, con una puerta, con música, poner en la agenda lo que sea. Pero una vez más, como tú te comportas, ya estarás marcando este límite de roles de: cuando empresa, cuando familia.

 

Lo que te decía en anteriores episodios, las emociones son buenas, la emocionalidad no. Mezclarlo todo, hace que no haya claridad.

¿Estamos haciendo una crítica personal o estamos haciendo una crítica empresarial? Cuando hacemos una crítica desde el rol de empresarios, no estamos atacando a la persona. Estamos cambiando, inspirando en maneras, estamos buscando otros resultados, pero la crítica nunca es a la persona. Yo lo veo muy a menudo como mentora. La crítica nunca es a la persona directamente, sino a su modelo de negocio, pero cuanta más claridad en los roles, muchísimo mejor.

Espero que estas próximas navidades no haya pollo con el cuñado en la mesa y nos vemos en el próximo episodio. El último, aquí hablando mientras camino desde el bosque para hacer crecer tu empresa familiar de una manera más orgánica.

Txell Costa® Group y Marketing for Happy Minds SL reinvierten cada año un porcentaje de los beneficios para crear contenidos gratuitos y, así, democratizar nuestros conocimientos de marketing y negocios para toda la sociedad. Gracias por apostar por nosotros y ayudarnos a hacerlo posible.
© 2022 Txell Costa®. Miembros de Asociación Española de Mentoring y Consultoría (AMCES)   |   Diseño: Chantal Martín  |  Desarrollo: Estudio Eva Gías
crossmenuchevron-down